Estepona crea un hito que complementa su oferta gastronómica y de recreo en Doncella Beach

El proyecto se emplaza en “Doncella Beach”, UEP-R4, Estepona (Málaga), aprovechando la topografía para ubicarse en el vértice del paseo marítimo, generando una terraza-mirador pública con unas vistas extraordinarias al mar.

El proyecto de restauración ideado por el arquitecto Javier Rodríguez se integra y adecua al paisaje, para lo cual el edificio se coloca semi-enterrado aprovechado la topografía, de manera que no interrumpe la vista del paseo marítimo, sino que la pone en valor, generando un mirador público de aproximadamente 300 metros cuadrados, al que se accede desde la rotonda del paseo peatonal marítimo o la senda litoral que recientemente se ha creado.

Al encontrarse semi-enterrado favorece la reducción del impacto visual. En este sentido, los huecos de vidrio se cubren de una celosía a base de elementos verticales que evoca, a la vez que le hace un guiño, a las cañas que hay en las inmediaciones. Esta celosía evita el impacto que produciría en el paisaje el brillo del vidrio. La instalación cuenta con una superficie aproximada de 365 metros cuadrados, que por su forma semicircular maximiza la contemplación del medio que lo rodea, sin duda una edificación singular.

 

Así mismo, la presencia del embarcadero, ya construido, complementa a la perfección la instalación, brindándole un toque de exclusividad al posibilitar la oferta de servicios de restauración directa a las pequeñas embarcaciones recreativas que atraquen en él.

Estepona complementa con esta nueva instalación su oferta gastronómica, crea recursos económicos y facilita la contemplación del medio natural que envuelve la Playa del Cristo y el Roquero de Alfaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *